Iconografía de la Inmaculada

Iconografía de la Inmaculada

La Inmaculada es el centro de atención del pensamiento teológico porque no solo representa a la Virgen María, sino porque también es el simbolismo de la pureza, la bondad y la belleza de la Madre de Dios. La imágen expresa una función litúrgica, moral y de catequesis. En suma, las imágenes y pinturas marianas contienen los sentimientos de la Iglesia para con Cristo. Así a través de los tiempos se ha creado una iconografía que ha ido modificándose, cambiando ligeramente a través de los siglos, llegando al periodo entre 1610-1620, en el cual el canónigo Pacheco y el pintor, censor y suegro de Velázquez, Francisco Pacheco, fijaron una serie de elementos simbólicos que debían de seguirse fielmente, tanto en pintura como en escultura, para representar a las Inmaculadas.

LA PUERTA.- María es la puerta del Cielo, por donde ha venido a nosotros el Salvador y también es la puerta que nos conduce hasta ÉL.
LA FUENTE.- El agua se representa como elemento de vida y purificación.
EL ESPEJO. Se invoca como espejo de justicia. En la Virgen se refleja toda la Santidad Divina y la Perfección. También tiene el significado de la verdad y la armonía.
LA PALMERA.- Es el elogio de la sabiduría (Eclesiastés), y el verdor de los árboles representa a la esperanza.También es indicativo de la entrada de Jesús en Jerusalén.
EL POZO.- Metáfora del agua. “Las aguas que salen de Jerusalén simbolizan el espíritu de Dios que vivifica toda la tierra”.
LAS AZUCENAS.- Su blancura representan la virginidad de María, Madre de Dios y su Concepción, libre de todo pecado.Las azucenas blancas y lirios simbolizan la belleza espiritual de María.
LA ROSA.- Se compara a la rosa con la reina de las flores y con la caridad, reina de todas las virtudes. Rosas y guirnaldas pasaron a formar parte de la piedad popular en torno a María.
LA ESTRELLA.- Al amanecer, hay una estrella brillante en el cielo, es la Estrella de la Mañana, anuncia el dia y el final de las tinieblas. María nos anuncia la llegada del Señor, el Sol de mediodia.
LA LUNA.- Ha sido definida como Madre Mediadora, escalón o puerta entre la Tierra y el Cielo. La media luna se representaba primero con las puntas hacia arriba, aunque posteriormente esto cambiará, mirando las puntas hacia abajo en razón de la unión Luna-Sol, la luz proveniente del Sol viene desde arriba.
LAS DOCE ESTRELLAS.- Acompañan a la Inmaculada y representan a las doce tribus de Israel.
COLOR DEL MANTO.- Azul. Este color representaba un símbolo de virginidad. Hace alusión al Mar, María es Estrella del Mar. Tambien el manto representa a la madre que envuelve y cobija.María es Hogar de Dios-Hombre y Sede de la Sabiduría.
Murillo tipificó el modelo de Inmaculada con el manto en azul y el traje en color blanco, así creó una Virgen jóven, bella,de gran dulzura, estática y apacible.   

 

Bibliografía:

(1985) “La Escultura y la Arquitectura Española del S. XVII”. Tomo XXV
Historia General del Arte, “Summa Artis”. Madrid: Espasa -Calpe.
(1999) “La Inmaculada en el Arte Andaluz”. Catálogo de la Exposición “La
Inmaculada en el Arte Andaluz”. Córdoba: Publicaciones de la obra social y cultural  Cajasur
Imagen: Inmaculada de Walpole. Murillo. Museo del Hermitage, San Petersburgo