Los trece martes a San Antonio

Los trece martes a San Antonio

Por haber obrado el Santo Taumaturgo de Padua el martes siguiente al día de su muerte, tantos milagros que cuantos le invocaron recibieron consuelo, sus devotos le han consagrado la devoción de los trece martes.

Esta práctica se extendió más cuando el mismo Santo la recomendó a una señora de Bolonia si deseaba lograr sus gracias y favores, llegando a su apogeo al conceder León XIII, el 3 de julio de 1898 indulgencia plenaria a todos los fieles que, recibidos los Santos Sacramentos, visitaren una Iglesia franciscana y al enriquecerla el 1 de marzo de 1899 con una indulgencia plenaria para cada uno de los trece martes o domingos consecutivos, en los cuales los fieles recibieran los Santos Sacramentos y practicaran en obsequio del Santo, algún piadoso ejercicio de piedad.

1º Martes.- Considera el candor e inocencia de vida que, desde su infancia guardó San Antonio de Padua. Pide al Santo de los milagros, que te alcance del Señor la pureza de alma y cuerpo.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

2º Martes.- Considera el menosprecio en que tuvo San Antonio las riquezas y los honores de este mundo, al entrar en religión para consagrarse a Dios. Pide al Santo que te alcance la victoria contra los enemigos de tu alma.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

3º Martes.- Considera el celo de San Antonio, consagrado en la Orden Franciscana a la evangelización de los pueblos, para llevar almas a Dios. Pide al Santo que te alcance la gracia de cumplir con tus deberes cristianos y tus buenos propósitos ofrecidos al Señor.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

4º Martes.- Admira la humildad profunda del Taumaturgo de Padua, a pesar de los tesoros de gracia y de ciencia de que estaba adornado. Pide al Santo la singular merced de conservarte humilde a los ojos de Dios.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

5º Martes.- Pondera el notable don de ciencia que poseyó San Antonio y que reveló el mismo Señor para provecho de las almas. Pide al Santo que te alcance una Fe viva y un conocimiento perfecto de la ciencia que lleva a Dios.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

6º Martes.- Considera la singular eficacia de la predicación de San Antonio en la conversión de los herejes y pecadores. Pídele que te alcance la piedad y humilde sujeción necesaria para salvar tu alma.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

7º Martes.- Considera el amor y la ternura de San Antonio en socorrer a los desvalidos y desgraciados. Ruega al Santo que te ayude en tus necesidades del alma y del cuerpo.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

8º Martes.- Admira los portentosos milagros que obró San Antonio durante su vida mortal. Pídele que te obtenga el amor de Dios y que sepas dar al prójimo el óbolo de la caridad y buen consejo.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

9º Martes.- Considera la confianza en Dios que tuvo San Antonio y el respeto a la Palabra Evangélica, al predicar a los peces para confusión de los herejes. Pide al Santo la gracia de escuchar con devoción la Divina Palabra, para que fructifique en tu alma.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

10º Martes.- Pondera la devoción que siempre profesó San Antonio a Nuestra Santísima Madre María, mereciendo su visita y sus gracias. Ruega al Santo que te alcance igual amor y confianza en Nuestra Bendita Madre.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

11º Martes.- Considera la suma reverencia de San Antonio al Santísimo Sacramento, obligando a los irracionales a postrarse ante la Hostia Consagrada. Pide la gracia de que recibas siempre con fervor la Sagrada Eucaristía y asistas a la Santa Misa con profunda adoración.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

12º Martes.- Recuerda la heroica paciencia de San Antonio en sus enfermedades y el gran deseo de verse libre de los lazos de este mundo para ir al cielo, muriendo a los 36 años, consumido en amor de Dios. Pídele que en la hora de la muerte tengas la dicha de recibir los Últimos Sacramentos y pronuncies los dulces nombres de Jesús, María y José.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

13º Martes.- Considera las muchas obras que nos ha dejado nuestro glorioso Santo, para que podamos obsequiarle y alcanzar sus favores y gracias en esta vida. Pídele que sepas aprovecharte de tales gracias para gloria de Dios y de la Santísima Virgen, honra del Santo y provecho de tu alma.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Responso.

Fuente:/www.aciprensa.com/