Iconografía de San Matías

Iconografía de San Matías

Matías fue elegido por los Once, encabezados por Pedro, “para desempeñar el ministerio del apostolado”, en el lugar “dejado por Judas” (Hech. 1, 25; cfr. 1, 15-26). Pero después de este episodio, Matías no vuelve a ser mencionado, y nada sabemos a ciencia cierta de su vida.

Según Eusebio, era uno de los setenta y dos discípulos (cfr. Lc 10, 1. 17). La literatura apócrifa (por ejemplo los “Hechos de Andrés y Matías”) abunda en detalles acerca de su martirio: fue hecho prisionero por antropófagos, cegado, curado y liberado por Andrés, y finalmente decapitado. Esas leyendas le han valido diversos atributos: espada, alabarda, piedras, cruz, hacha. Este último ha prevalecido en general. San Matías no representa un papel importante en la piedad popular.

Su fiesta se celebra el 14 de mayo; la fecha fue elegida por estar habitualmente cerca de Pentecostés, ya que su incorporación al colegio apostólico se produjo después de la Ascensión y antes de la venida del Espíritu Santo.