Estigmatización de Santa Catalina de Siena

Estigmatización de Santa Catalina de Siena

“El domingo celebré allí la misa y le dí la sagrada comunión. Inmediatamente quedó extasiada según costumbre, y su alma que suspiraba por su Criador parecía haber abandonado el cuerpo. Nosotros esperábamos que volviera en sí para recibir de ella consuelos espirituales, cuando de repente vimos que su cuerpo postrado en tierra se levantó un poco, se arrodilló y extendió brazos y manos. Su cara estaba toda inflamada, y así estuvo largo tiempo inmoble y con los ojos cerrados. Después, como si hubiese recibido herida de muerte la vimos caer de golpe y recobrar por instantes el uso de los sentidos: Padre mío: le anuncio que por la misericordia de Nuestro Señor Jesucristo tengo sus llagas en mi cuerpo. Siento en estos cinco sitios y sobre todo en el corazón un dolor tan penetrante que sin un nuevo milagro no podría vivir” [Raimundo de Capua, Vida de Santa Catalina de Siena. Parte II. cap. VI]

catalina4b

Estigmatización de Santa Catalina de Siena, copia de Il Sodoma

1862. Óleo sobre lienzo, 214 x 134 cm.

Autor: Rosales Gallinas, Eduardo

Museo del Prado